Estrategia Realista

Adolfo Martínez, Nicolás Miranda, Alejandra Prieto, Nicolás Radic, Francisca Sánchez, Cristián Silva y Francisco Uzabeaga
Ago 13 - Sept 14, 2019

Galería AMS y XS presentan “Estrategia realista“, una colectiva con trabajos de Adolfo Martínez, Nicolás Miranda, Alejandra Prieto, Nicolás Radic, Francisca Sánchez, Cristián Silva y Francisco Uzabeaga. En esta exposición, los artistas recurren al realismo a partir de sistemas visuales basados en la inclusión del detalle físico. Además, el gesto realista define la posición de estas pinturas, esculturas e instalaciones dentro de estructuras narrativas más amplias, reconocibles.

Muchos teóricos se han interesado en los matices del realismo a lo largo de la historia: desde el movimiento social francés del siglo XIX que se opone al romanticismo, hasta tendencias más recientes como el fotorrealismo, una reacción al expresionismo abstracto que se enfoca más en la forma que en el contenido. Así, el realismo se entiende como una estética no fija, que se basa en un replanteamiento activo de la relación entre realidad y representación.

Pero la cuestión de cómo se actualiza hoy el gesto realista exige una respuesta larga y compleja, sobre todo en un contexto donde lo real está saturado de lo virtual: entregar una impresión de realidad convincente depende cada vez más de la simulación, del artificio contextual. Sin embargo, el gesto realista como tal permanece esencialmente crítico, es decir, ocurre cuando la particularidad de un personaje, de un objeto, de un entorno puede reconocerse dentro de una orquestación mayor, y al hacerlo, entrega una visión crítica de esa totalidad.

En ese sentido, el realismo es político. El gesto realista busca trascender un nivel de asociación gráfica y operar sobre las consecuencias de la existencia del trabajo, de sus interacciones posteriores. Así, los trabajos reunidos se definen más como una operación activa que como una experiencia pasiva. Esto reafirma la vigencia del realismo desde la modernidad hasta hoy, aun si se ha puesto en duda su capacidad de “destilar con éxito de la plenitud aleatoria de la experiencia la armonía generalizada de las relaciones plásticas, como si se tratara de un defecto más que de la finalidad de la estrategia realista“*.

* Nochlin, Linda, “The Realist Criminal and the Abstract Law, Part I.” pg 54.
Texto: Camila Jorquiera Stagno

Juan de Valiente 3681, Vitacura