Andrea Carreño
Mosaico

Marzo 17 - Abril 30, 2015

 

Coincidiendo con la gran exposición que se realiza en el Museo Nacional de Bellas Artes con motivo del centenario del nacimiento de Mario Carreño,  connotado pintor cubano nacionalizado chileno, Premio Nacional de Arte 1982 y padre de la artista, el martes 17 de marzo se inaugurará en Galería A.M.S Marlborough una muestra de Andrea Carreño.  La pintora residente en París viene a a presentar su obra reciente.

Una pintura con la exuberancia de Latinoamérica y el esplendor urbanístico de la Vieja Europa se abrazan en la obra multicultural de Andrea Carreño, que se estructura como un mosaico.  Impregnada de onirismo y de finos detalles que, cual micro relatos feéricos, se van inmiscuyendo dentro de una narración mayor, en sus telas se conjugan espacios arquitectónicos y paisajismo de diversos períodos históricos y civilizaciones.

Sus interiores, de poética atmósfera, suman ímpetus de barroco, de la arquitectura renacentista, de la arqueología precolombina, y del cofre de los recuerdos personales, que se abre al espectador, develando la intimidad de los objetos, el poder evocador de sus presencias  A la vez, sus exteriors cosechan inspiraciones de selvas vegetales y playes tropicales, así como de jardines a la francesa, en esta occasion, fundiéndose con ciénagas estonias y plazas sicilianas.

En este diálogo interior/exterior, exotismo/tradición, se agregan segmentos de carbón acuarelado y blanco y negro, que no hacen sino acentuar el intense cromatismo de su paleta, a la vez que sugieren la aparición de otra dimensión de esta equívoca y ambivalente realidad.

Al retrazar la ruta de vida de la autora, se van encontrando en sus composiciones elementos pictóricos extraídos de su bitácora de viajes y residencies (Chile, Italia, Estados Unidos, México, Francia, Estonia).  Asimismo, convoca en su obra sugerentes juegos de luces y sombras, y elementos en suspensión, que imprimen a la tela una noción de movimiento, de velocidad, creando una tensión paralela en la obra, otro discruso dentro de esta elocuente narración visual.

Componen la muestra una docena de pinturas de gran formato, diez collages de tamaño pequeño y el  cuadro titulado “Homenaje a Mario Carreño” en el que la artista representa simbólicamente los escenarios en los cuales vivió su padre, sus moradas, sus propios paisajes natales habaneros y su fructífera amistad con Pablo Neruda.

La muestra permanecerá abierta al público hasta el 30 de abril, 2015.

Andrea Carreño, “Mosaico Siciliano”

Andrea Carreño, “Plaza Palermo”

Juan de Valiente 3681, Vitacura