Art Dubai se consolida como la mayor feria del Medio Oriente y recibe a artistas chilenos
La Tercera
13 Marzo 2012 - 14 Marzo 2012

En pocos años, Dubai se ha convertido en una de las ciudades más cosmopolitas de los Emiratos Arabes. El auge partió a inicios de la década, con el despegue económico, basado en una producción de 100 toneladas de petróleo al año, que se reflejó en la construcción de hoteles de lujo -como el Burj Al Arab, el único del planeta con calificación de siete estrellas-, la edificación de la torre más alta del mundo, hasta ahora: el Burj Khalifa, de 828 metros, y un gran interés por invertir en arte contemporáneo.

En 2005, la casa de subastas Christie's abrió una sede en Dubai. Su meta : llegar a los US$ 30 millones entre 2006 y 2009. Recaudó US$ 116 millones. Otro síntoma fue la apertura, en 2007, de Art Dubai, que hoy está convertida en la feria de arte más importante del Medio Oriente. En 2011, recibió unos 20 mil visitantes, además de inversionistas de la Tate de Londres y el MoMa de Nueva York.

Su sexta versión se realizará del 21 al 24 de marzo, con 75 galerías invitadas de todo el mundo y que suman más de 500 artistas. Si en las primeras ediciones el acento estaba puesto en el arte internacional, desde que asumió Antonia Carver en la dirección, la presencia de artistas árabes e iraníes se incrementó, aunque aún suenan figuras conocidas, como Michelangelo Pistoletto o Anish Kapoor. "Este año también se ve mucho arte del sur de Asia y de Pakistán. A diferencia de lo que se cree, no todo es inalcanzable. Hay obras por un millón de dólares, pero al mismo tiempo las galerías más jóvenes están vendiendo por dos mil y cinco mil dólares", ha dicho Carver.

La única galería invitada de Chile, y la segunda de Latinoamérica junto a la argentina Teresa Anchorena, es AMS Marlborough, quien llevará lo último de Samy Benmayor, Ricardo Maffei y Benjamín Lira. Además de obras de Roberto Matta, que viajarán directo de París a Dubai, una escultura de Botero de 2006 y obras de arte cinético de Julio le Parc. "Es mi primera vez allí y mi objetivo es poder abrir nuevos mercados a los artistas locales. Dubai es uno de los lugares más florecientes en tecnología y arquitectura. Hoy, todo el mundo está mirando al Oriente", asegura la directora de la galería, Ana María Stagno.

Eso sí, Dubai no corre sola por convertirse en la nueva meca del arte internacional. Su rival más fuerte es Abu Dhabi, también parte de los Emiratos Arabes y que en 2007 firmó dos acuerdos: la construcción de una sede del Museo Louvre, a cargo de Jean Nouvel, donde se mostrarán obras de la pinacoteca francesa y otra para el Museo Guggenheim de Nueva York, diseñada por Frank Gehry. Ambas estarían terminadas para fines de este año y se ubicarán en el bautizado "Distrito Cultural Saadiyat".

Una competencia dura para Dubai, que también contempla para este año el término de su Museo de Arte Moderno de Medio Oriente (Momema), con 25 mil metros cuadrados y que reúne salas de exposiciones, auditorios, anfiteatro, restaurantes y un hotel con 60 habitaciones.