ALFREDO ECHAZARRETA
SOBRE LA BALSA
20 Diciembre 2001 - 15 Enero 2002

El próximo Sábado 15 de Diciembre a las 12:30 hrs. se inaugurará en Galería A.M.S. Marlborough una exposición de la obra reciente del artista chileno residente en Francia, Alfredo Echazarreta.

El artista abandonó Chile en 1970 viviendo primero en Nueva York y luego en Londres. Desde 1972 reside en Francia, siendo la campiña de Normandía su actual centro de trabajo. Alfredo Echazarreta es un viajero. Su vida y su obra son testimonios de su errancia y ciertos íconos que emplea y reitera en su pintura y en su gráfica así lo evidencian : el carro, la barca, el caballo, el océano, la isla, etc.

La mano de Echazarreta es veloz al trazar una línea o al manchar la tela. Trazo y mancha son gestos rápidos y sueltos, siempre insinuantes y tenues, frágiles e inacabados.

En esta oportunidad, Galería Marlborough exhibirá sólo una gran tela, un gran croquis al óleo relativo a la misma, 25 dibujos al óleo sobre papel, además de monotipos y grabados con su propio sello realizados en el taller gráfico que ha incorporado a su casa de campo de Honfleur.

La muestra permanecerá abierta al público en Av. Nueva Costanera 3723, Vitacura, hasta el 5 de Enero del año 2002.

SOBRE LA BALSA

Hay obras que se revelan cuando la actualidad las llama. Esto demuestra que siempre están vivas.

Siguiendo los siguientes atentados de Septiembre desde mi taller en Francia, una imagen me quedó grabada : el gesto de esas pequeñas figuras pidiendo auxilio por los ventanales en la inmensidad de esos edificios antes del derrumbe.

Ese gesto me llevó casi sin distancia a otro gesto. Entre 1818 y 1819 Théodore Géricault, también impresionado por un hecho de su tiempo, pintó un maravilloso cuadro, el Radeau de la Méduse : Los náufragos de un barco de la Marina Mercante francesa “La Méduse” al frente de las costas de Senegal. Quince hombres, de 149, resistieron en una balsa sin ayuda ninguna, hasta que un barco los rescata 12 días después.

En el Radeau, toda la sociedad está representada en un puñado de hombres desde el médico cirujano Savigny, que da cuenta de la proeza, hasta el esclavo negro que sacude el paño, a la vista de un punto en el horizonte, salvándolos a todos.