RICARDO YRARRAZAVAL
Sin Título
10 Octubre 1996 - 10 Noviembre 1996

A partir del 10 de Octubre de 1996 la Galería A.M.S. Marlborough exhibir óleos de Ricardo Yrarrázaval. La muestra consistirá de 20 óleos de formato mediano, técnica que hace trece años no exhibe el artista.

Su obra reciente refleja un enorme cambio, la evolución y la transformación meditada hacia una introspección cada vez mas intelectualizada y mas conceptual.

La presencia del hombre es dominante en la temática y es el motivo fundamental de la obra de Yrarrázaval. El hombre como apariencia reconocible cuya identidad emerge desde distorsiones e iconografía de un mundo interior conflictivo que percibimos como del medio cultural y antropológico latinoamericano. La imagen distorsionada de este hombre, que refleja su aislamiento y su existencia solitaria, domina la visual del espectador de la obra.

Durante los últimos años la iconografía de Ricardo Yrarrázaval se ha sustentado en su profunda soledad que es el prisma fundamental de su interpretación del hombre. La abstracción fue siempre parte determinante de su pintura y hoy los aspectos figurativos entran al juego enriqueciendo la expresión que emana de figuras ánimas, rostros frontales o perfiles sin rasgos particulares, ya que disminuye al máximo los detalles de las facciones. Mucho de huellas fugaces, mucho de vestigio corpóreo y espiritual de una civilización desaparecida, mucho de fantasmal poseen sus medios cuerpos y cabezas. El artista mantiene en todos sus óleos una gama muy limitada y obscura de color. Prevalecen los marrones y ocres.

Existe además en la obra de Yrarrázaval una forma de rebeldía, no en forma de protesta sino como aceptación de la existencia del ser humano como parte de una humanidad marcada por la melancolía, el pesimismo y la agresividad de sus desafíos.

Dentro de una salida estructuración conceptual, son variados los recursos de significado y técnica que usa Yrarrázaval en sus obras. Recursos que nos dejan claro un compulsivo deseo del pintor por indagar en las profundidades del alma del hombre.