PABLO DOMINGUEZ
Sin Título
12 December 1995 - 25 January 1996

A partir del 12 de Diciembre próximo se expondrán, en la Galería A.M.S. Marlborough 20 obras de diferentes formatos del pintor chileno, Pablo Domínguez.
Su lema es “no importa mucho lo que se pinte, con tal de lograr belleza”. Sus cuadros surgen de la mancha de pintura, sobre la que compone, dibuja y repinta.
Nadie en Chile usa el color del modo que lo hace Domínguez y muy pocos pintan sin tal despreocupación por corrientes o influencias y con el solo afán de deleitar. Se entrega al frenesí del color y al jolgorio juvenil, que logra con el trazo interrumpido y el chorreo desprejuiciado sobre el lienzo.
El pintor tiene urgencia de comunicarse y cubre espacios con manchas que se precipitan veloces sobre sus telas, en las cuales revela una sensualidad gozadora de las formas, de los colores y de los ritmos lineales de los elementos figurativos que otorgan significado a sus paisajes.
En sus cuadros hay una marcada presencia de la naturaleza. Usa la composición impresionista, sin limites. Sugiere nuevos espacios y otras perspectivas pero no por ello deja de redondear cada obra y de cerrar cada tema en forma definitiva.
Domínguez, encuentra la forma, que en su obra es abierta, a través del color que construye su elemento clave. Sugiere nuevos espacios y otras perspectivas pero no por ello deja de redondear cada obra y de cerrar cada tema de forma definitiva.
Domínguez, encuentra la forma, que en su obra es abierta, a través del color que constituye su elemento clave. Tonos fuertes, azules y amarillos, cordilleras, pájaros, árboles y leopardos conforman el universo que muestra este magnifico colorista.
En cuanto a la temática de su obra, es recurrente el paisaje natural y la fauna, escapando de los parámetros tradicionales y situándose por encima del figurativismo puro. Por ello su pintura suele definirse como figurativa- impresionista, donde se entremezcla un mundo de fabulas, magia, sueños y fantasías, volcadas en paisajes que emergen de la imaginación.
Todos los cuadros de Domínguez comunican vitalidad, audacia, alegría de vivir y gran optimismo.

Las formas que aparecen en las obras de este artista surgen y se componen a través del uso del color y de la mancha y no de la línea propiamente tal. Se podría decir que el color “habla” en Pablo Domínguez y que su presencia es indispensable para comunicar determinados mensajes.
El trabajo de este artista es una constante invitación a introducirnos en mundos imaginarios, llenos de color, que entregan una visión siempre optimista de la realidad.
La muestra permanecerá abierta hasta el 25 de Enero de 1996.